Nuestro compromiso con la veracidad

Como organización dinámica dedicada a organizar campañas que respondan a temas de actualidad, Movemos Europa crea y publica cientos de peticiones cada año y envía miles de correos electrónicos sobre sus campañas.

Día tras día, nos esforzamos por ofrecer a nuestra comunidad información verídica y por trabajar con expertos y ONG especializadas. Desgraciadamente, no siempre acertamos. Cuando nos equivoquemos, nos comprometemos a comunicároslo en está pagina.

26 de julio de 2018

Mandamos un correo a las personas de nuestra comunidad en Alemania, España e Italia diciendo que necesitábamos incrementar la presión pública para conseguir que nos concedieran una fecha para la audiencia en la que nos pronunciaríamos contra la patente sobre la cerveza. En realidad, ya tenemos dos audiencias planeadas para octubre, tras las cuales se establecerá la fecha de la tercera y última audiencia. Sin embargo, para poder acabar con la patente, debemos seguir demostrando nuestra indignación hasta que se tome la decisión final. 

28 de marzo de 2018

Enviamos un correo electrónico a nuestra comunidad pidiendo donativos para lanzar una campaña a favor de que H&M mantenga la promesa que hizo en 2013 de pagar “un salario justo” a sus trabajadores antes de noviembre de 2018.

En dicho correo, afirmamos que los trabajadores que murieron en el edificio del Rana Plaza estaban confeccionando ropa para H&M. Cometimos un error. H&M no solo no estaba produciendo en esta fábrica, sino que la compañía fue una de las primeras en firmar el Acuerdo para la seguridad en edificios y contra incendios, así como la versión actualizada del acuerdo en 2017.

24 de octubre de 2017

Mandamos un correo a 93.000 personas pidiéndoles que firmaran nuestra petición en demanda de una mayor transparencia por parte de los Miembros del Parlamento Europeo en relación a los 4.342 euros adicionales que reciben cada mes para gastos relacionados con su trabajo como eurodiputado/a.

Nuestro correo original no fue lo suficientemente claro en relación al siguiente punto: Los eurodiputados no necesitan tener una oficina física regional para justificar los 4.342 euros que reciben, pero en el correo decíamos que ese era el propósito principal de este dinero. De hecho, este dinero puede destinarse también a cubrir gastos genéricos de oficina, como la factura del teléfono, al mantenimiento de páginas web o a la organización de encuentros con la ciudadanía.

Sentimos la imprecisión. Y sin embargo, el escándalo que denunciamos sigue siendo una realidad. Los eurodiputados no tienen la obligación de justificar de ninguna manera cómo se gastan esos 4.342 euros y es imposible saber si utilizan el dinero para lo que está destinado o para sus gastos personales.