Se acabó reciclar plomo

A principios de 2020, algunos europarlamentarios y organizaciones como la Health and Environment Alliance y la Oficina Europea del Medio Ambiente acudieron en busca de apoyo a nuestro equipo: les preocupaba que el plan de la Comisión Europea para reciclar plásticos contaminados de plomo pudiera llegar a aprobarse.

Nos pusimos manos a la obra a tan solo unos días de la votación: enviamos miles de tuits y 27 000 correos electrónicos al conjunto de representantes del Parlamento para garantizar que defendieran nuestra salud y una economía circular libre de sustancias y materiales tóxicos. Una de las representantes francesas, Leïla Chaibi, explicó que había recibido más de 3000 mensajes de nuestra comunidad… ¡y ese esfuerzo dio sus frutos!

En febrero de 2020, el Parlamento Europeo apoyó la oposición a reciclar plástico contaminado con plomo con 394 votos a favor, 241 en contra y 13 abstenciones.

Esta campaña no fue solo un éxito para mejorar los procesos de reciclaje y la economía circular: también impulsó la colaboración entre la ciudadanía y sus representantes. En algunos casos, respondieron a nuestros mensajes y se pusieron en contacto con quienes participamos, ya fuera para darnos la razón, disentir o incluso preguntar cuándo tendría lugar la votación, ya que no aparecía en sus actividades programadas.

Podría interesarte

Todos los artículos