Cómo preparar y difundir tu campaña

Movemos Europa ya cuenta con casi 1 millón de simpatizantes. A lo largo de los años hemos aprendido mucho sobre cómo diseñar una petición y cómo ganar una campaña. Aquí te contamos algunos consejos para lograr que TU campaña sea todo un éxito.

PASO 1: Lanza tu petición

Fíjate un objetivo y busca a la persona responsable de tomar una decisión al respecto

El objetivo: El primer paso es pensar en un objetivo realizable y concreto. En lugar de pedir al gobierno que “detenga el cambio climático”, piensa en algo más específico que contribuya a ese propósito final. Por ejemplo, un impuesto sobre el carbón o prohibir la importación de petróleo procedente de arenas bituminosas.

Quién puede hacerlo realidad: Investiga quién tiene la autoridad para acometer los cambios que pides y dirige la campaña a esa persona u organismo. Puede ser el ayuntamiento de tu localidad o un ministro, en el caso de que quieras cambiar la legislación. Intenta ser lo más concreto posible para que la persona a quien va dirigida la campaña se sienta responsable y le sea más difícil cargarle la responsabilidad a otro.

Redacta la petición

Título de la petición: El título de la petición es lo primero que se ve, así que intenta que sea corto, concreto y directo para llamar la atención. Si tu petición se dirige a un lugar geográfico en particular, inclúyelo en el nombre. Por ejemplo, “Queremos que las bibliotecas de París sigan abiertas”.

¿A quién va dirigida? Se trata de la persona u organismo a quién va dirigida la petición, no quién te gustaría que la firmara. ¿Quién tiene la autoridad para realizar los cambios que pides? Puede ser un diputado, un eurodiputado, el Parlamento Europeo, el Consejo Europeo o incluso el ayuntamiento de tu localidad. Si se trata de una persona concreta, como un ministro, el director ejecutivo de una empresa o un alcalde, es mejor que la petición la dirijas a esa persona en particular. Las peticiones dirigidas a varias personas suelen tener menos éxito.

¿Qué quieres que haga la persona a quien va dirigida? Se refiere a lo que se pide en la petición. Por ejemplo: “Pedimos que se oponga a la fusión Bayer-Monsanto y evite los daños causados por estas multinacionales. También pedimos transparencia total en el proceso de toma de decisiones”, o “Falciani es un pionero de la justicia fiscal. El gobierno español no debe extraditarlo a Suiza”. Intenta ser breve de nuevo: solo necesitas un par de líneas para transmitir el objetivo principal de la petición. En un paso posterior podrás explicar por qué es importante.

¡CONSEJO! Intenta que el “PEDIMOS” se refiera a una sola cosa. No lo pidas todo al mismo tiempo: escoge lo más importante.

¿Por qué es importante? Aquí es donde explicas por qué alguien debería firmar tu petición. Describe el problema, por qué es importante y cómo pretendes solucionarlo. Es útil incluir una historia personal, por ejemplo, la de alguna persona que se haya visto afectada por dicho problema. Si además puedes incluir enlaces a artículos o estudios sobre el asunto, mucho mejor.

PASO 2: Maximiza el impacto de tu campaña

Comparte la petición

En redes sociales: Facebook y Twitter son herramientas idóneas para difundir tu petición. Por cada persona que comparta tu campaña en esta plataforma, unas 100 personas más la verán. Lo mejor es que Facebook y Twitter se lo ponen muy fácil a quienes vean tu petición y quieran compartirla.

Con familiares y amigos: El correo electrónico resulta muy práctico para que personas que normalmente no usan Facebook o Twitter conozcan tu petición. Personaliza tu correo para demostrar lo mucho que te importa la campaña. Es más probable que tus familiares y amigos se fijen en la petición si entienden lo que significa para ti.

Consigue que las personas que te apoyan se involucren

Lograr que las personas que apoyan tu petición la compartan en Facebook, Twitter y por correo electrónico es fundamental para difundirla. Pídeles que la compartan y explícales que haciéndolo están contribuyendo al éxito de la campaña. Ten en cuenta que muchas de las persona que han firmado tu petición se interesan por ese asunto tanto como tú, así que estarán encantadas de poder ayudar.

¡CONSEJO! Envía un correo electrónico a todas las personas que han firmado tu petición con noticias sobre la campaña. ¡Nosotros te ayudaremos!

Aprovecha las acciones de campaña y los objetivos conseguidos: ¿Ya has logrado 5.000 firmas? ¿De repente el tema de tu petición genera titulares? Cualquier acontecimiento relacionado con tu campaña es una gran oportunidad para mantener motivadas a las personas que te apoyan. Envíales un correo para que estén al tanto de todo y pídeles que aprovechen la oportunidad para compartir la petición de nuevo.

Además de internet

Consigue publicidad: Aparecer en los medios de comunicación locales puede dar un gran empujón a tu campaña. Si tu petición trata sobre un asunto local, llama o envía un correo electrónico al periódico de tu zona y pregúntales si quieren escribir un artículo sobre tu campaña. No te olvides de incluir toda la información necesaria para que la gente pueda encontrar tu petición y firmarla.

Organiza acciones presenciales para dar publicidad a tu petición. Puedes organizar una marcha o ponerte en contacto con personas de tu zona para organizar un evento. Hay miles de opciones. ¡Da rienda suelta a tu creatividad!

PASO 3: Conoce a la persona a quien va dirigida la petición

Planifica la entrega de tu petición

¿Cuál es el mejor momento?: No siempre es fácil determinar cuál es el mejor momento para entregar la petición. A veces esta decisión es fácil, como cuando existe una fecha señalada que afecta el asunto de tu campaña. Si este no fuera el caso, intenta que el momento de la entrega tenga la máxima repercusión posible. Por ejemplo, puedes aprovechar un momento en que los medios de comunicación tengan el foco puesto sobre el tema del que trata tu campaña. Recuerda que no tienes por qué entregar todas las firmas al mismo tiempo, puedes ir haciéndolo a medida que la campaña crezca.

En persona o por correo electrónico: Aunque siempre puedes entregar tu petición por correo electrónico o postal, lo mejor es que lo hagas en persona. De este modo, puedes aprovechar el momento de la entrega para conseguir publicidad y maximizar el impacto de tu petición. Además, es una gran oportunidad para hablar de tu campaña con la persona responsable de tomar una decisión al respecto. Cuanta más gente mejor, así que invita a las personas que han apoyado tu petición. Si además entregas las firmas en un lugar público, aprovecha la ocasión para dar a conocer tu campaña al público en general.

Ponte en contacto con la persona responsable de tomar una decisión

Sé insistente: Si prefieres que el primer contacto sea mediante correo electrónico y no recibes ninguna respuesta en un par de días, llama por teléfono. Si tampoco te cogen el teléfono, sigue intentándolo hasta que lo hagan. ¡No dejes que tu campaña se vaya al traste solo porque alguien no te cogió el teléfono! Insiste, pero dentro de unos límites.

Qué decir: Explica de manera clara y concisa el tema que te preocupa, habla de tu petición y describe los cambios que te gustaría que acometieran. Si tienes pensado entregar tu petición en persona, diles que día planeas hacer la entrega y pregúntales si pueden estar presentes para recibirla y hablar sobre ella. Recuerda que los buenos modales son clave: no les des motivos para ignorarte.

Los siguientes pasos para tu campaña

Mantén el contacto con la persona responsable: Si la persona responsable de tomar la decisión te da una respuesta firme la primera vez que hablas con ella, asegúrate de que sea por escrito. Si está de acuerdo en realizar los cambios que pides, aprovecha el momento para decírselo a todo el mundo. ¡Pero sigue al pie del cañón! No te olvides de establecer un plazo concreto y mantener el contacto para comprobar los avances que se van realizando. También es posible que la persona responsable no te dé una respuesta inmediata la primera vez que hablas con ella. Mantén la presión y el contacto hasta que consigas una respuesta definitiva.

No te rindas: Es posible que la persona responsable no te diga lo que te gustaría oír, ¡pero no te rindas! Que se niegue a realizar los cambios que pides no significa el fin de la campaña. De hecho, las malas noticias a menudo se traducen en un buen empujón. Escribe a las personas que han apoyado tu petición, cuéntales lo ha ocurrido y pídeles que te ayuden a difundir la petición hasta que el responsable de tomar una decisión no tenga más remedio que acometer los cambios que pides.

Cuando ganes, ¡díselo a todo el mundo!: No te olvides de escribir a todas las personas que han firmado tu petición para darles las buenas noticias. Incluso podrías ofrecer tu ayuda a otras personas que estén organizando peticiones en tu país y darles algunos consejos de campaña.

Cada campaña que ganamos en Movemos Europa anima a otras personas a dar el salto y lanzar su propia campaña. Poco a poco estamos construyendo una Europa más justa, democrática y sostenible .